Alcalde de Rionegro se esfuerza al máximo por ordeñar el presupuesto

0
422
ordeñar el presupuesto

El muy criticado por estos días alcalde de Rionegro, Andrés Julián Rendón, afronta su último año con un baja favorabilidad producto de un impuesto confiscatorio de valorización y su testarudez en la construcción de un tren ligero que endeudaría por muchísimos años al municipio, solo por ordeñar el presupuesto.

El nuevo embeleco de Andrés Julián es la construcción de un malecón sobre las márgenes del río Negro, obra que sería entre el puente Mejía y el puente que va por el sector de Autolarte.

El nuevo muelle es visto por los rionegreros como una obra innecesaria, en razón de que aún no culmina las vías del centro de la localidad, lo cual tiene colapsada la movilidad vehicular.

La administración de Rionegro pretende contratar este nuevo malecón saltándose la ley de garantías a través de un convenio interadministrativo, lo cual es un indicador de poca transparencia.

Bogotá y Rionegro, dos ciudades afectadas por la valorización

El impuesto confiscatorio en el que se convirtió la valorización ha afectado a los habitantes de Bogotá y Rionegro, a quienes les llegaron recibos por sumas impagables.

En Bogotá los ciudadanos iniciaron protestas por el exceso cobro de valorización, pues a personas con sus inmuebles ubicados en estrato 3, les llego el cobro hasta por 12 millones de pesos. Las protestas incluyen quema de los recibos de valorización.

Lea también: Firmatón en Rionegro contra la valorización

Similar situación ocurre en el municipio de Rionegro, Antioquia. En la capital del Valle de San Nicolás los rionegreros iniciaron una firmatón para adjuntarla a una acción popular para tumbar el cobro desproporcionado del impuesto de valorización.

Este tipo de impuestos que sirven para la financiación de obras de infraestructura, por lo general están siendo financiados por predios que ni siquiera se verán beneficiados por las obras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here